Duendecillos cómplices

El otro día viendo una entrevista a José Mota, este simpático humorista expresó una curiosa teoría suya: él opina que un amigo ha de apoyarte siempre en todo, y defiende la figura de un duendecillo que esté sobre tu hombro dándote la razón en cada uno de tus pasos. Si tú dices “está bien esto de la reunión”, tu hombrecillo particular diría “sí, sí, es muy ventajoso, tienes razón”. Si tú dijeras “vaya chorizos los de los móviles”, tu hombrecillo particular diría “son unos mangantes y desgraciados”.

A mí me pasa con las películas. Si veo un personaje con el que me siento identificado es cuando una película empieza a gustarme. Y lógicamente, si ese personaje acaba triunfando salgo del cine con una inyección de fuerza personal. Supongo que a todos les gusta esto, y que en el fondo el mundo de la ficción funciona así muchas veces tal y como expresaron los guionistas de series españolas en su Segundo Encuentro de este fin de semana. Y no sólo eso: también funciona así el mundo comunicativo de la no-ficción. Porque uno compra elPeriodico, laVanguardia, el Avui, el ABC… según las preferencias y los gustos de cada cual. Igual sucede con las radios, televisión, etcétera.

Interesante teoría la de los hombrecillos apoyadores. Aunque sucede también que no es necesario recurrir a ellos en los casos en los que tu sentido común es quien apoya tus pasos. En esos raros casos en los que el bien común y el sentido de la honestidad son quienes guían tus actos es cuando uno se puede sentir realizado, esté o no esté de acuerdo con ellos el hombrecillo que anda a tu lado.

Anuncios

Acerca de frandelacal

Ingeniero Técnico por la UPC y profesor de Tecnología por la Salle. Experiencia profesional de un año como autónomo, más 7 años trabajando en el Grupo IBM, en el Grupo HP, en Caixa Penedès y en Generali Seguros.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.