Mis estudios de postgrado

Cuando era niño me atraían, y lo siguen haciendo, los cómics de superhéroes. Una de las cosas más curiosas que recuerdo era que, mientras la mayoría de niños fantaseaban con disertaciones acerca de cuál de todos los héroes era el más fuerte… yo pensaba en cuál de ellos era el más inteligente. Se me presentaban algunas opciones válidas: el doctor Robert Bruce Banner, el magnate Anthonny Stark… o mi preferido, el Profesor Richards. Todos ellos están inspirados en cierta medida en los genios de la vida real que han conformado el mundo actual en el que vivimos (nombraré al profesor Albert Einstein como el más llamativo dada su conexión con la creación de la bomba H, muy cercana en concepto a la ficticia bomba Gamma de Banner).

Me atraía el mundo del conocimiento, de la ciencia y de la tecnología… igual que lo sigue haciendo ahora. Y es por ello que gran parte de mi vida adulta la he dedicado a la labor de investirme en profesor y transmitir experiencias a mis alumnos en la medida de lo posible, en lo que respecta a mi parcela de conocimientos adquiridos. Dedicaré buena parte de mi blog a explicar mis experiencias en este campo, y empezaré nombrando mis prácticas en el Sagrat Cor de Jesús bajo la tutela de un profesor al que le debo mucho: Josep Anton. A él dedico esta entrada. A la guía que fue para mí en el mundo de la docencia, y a su ayuda en la impartición de mi primera unidad didáctica: la Teoría de la Comunicación y sus implicaciones dentro del mundo digital.

Subo aquí la documentación de aquella etapa, tanto mi Proyecto Educativo Anual para un curso de 3º de ESO, como la Memoria de mi Prácticum en el Sagrat Cor, que incluye la unidad didáctica mencionada. A partir de aquella experiencia inicial, mi carrera docente sigue su curso para la Administración Pública en la Generalitat de Catalunya.